Wednesday, May 10, 2006

Carta de Valentina Palma Novoa





Santiago de Chile, Martes 9 de Mayo, 2006

Mi nombre es Valentina Palma Novoa, tengo 30 años, de los cuales los últimos once he vivido en México. Soy egresada de la Escuela Nacional de Antropología e Historia y actualmente curso el cuarto año de Realización cinematográfica en el Centro de Capacitación Cinematográfica. Tengo FM 3 de estudiante.
A continuación quisiera relatar a usted los acontecimientos de los que fui testigo durante los violentos incidentes ocurridos en el poblado de San Salvador Atenco el Jueves 4 de Mayo del 2006, los cuales terminaron con mi expulsión del país de manera injusta y arbitraria.

1.- El día miércoles 3 de Mayo, luego de ver las noticias en televisión y enterarme de la muerte de un niño de 14 años, mi condición de antropóloga y documentalista hizo que me conmoviera con el deceso de este pequeño por lo cual decidí dirigirme a San Salvador Atenco a registrar cual era la situación real del poblado.

Pasé allí la noche, registrando las guardias que la gente del pueblo había montado y realizando entrevistas en las mismas. Hacía frío, me arrime a las fogatas que la gente del pueblo había montado mientras seguía registrando imágenes. La luz del amanecer anunciaba un nuevo día: jueves 4 de Mayo.

Han de haber sido como las 6 de la madrugada cuando las campanas de la iglesia de San Salvador Atenco comenzaron a sonar: tum tum tum tum, una y otra vez, mientras por el micrófono se vociferaba que la policía estaba sitiando el poblado. Las bicicletas iban de un lado a otro, la panadería de un costado de la iglesia ya había abierto sus puertas y la calidez del olor del pan recién horneado inundaba la calle junto con el ir y venir de los campesinos en bicicleta. El señor que vendía atoles me dijo que tuviera cuidado, que los que venían “eran muy cabrones”.

Me dirigí a una de las guardias, donde los campesinos miraban en dirección a la manada de policías que allá a lo lejos se veía. Metí el zoom de la cámara, me di cuenta que eran muchos y que cubiertos por sus escudos avanzaban dando pequeños, imperceptibles pasos. Sentí miedo, ellos eran muchos fuertemente armados y los campesinos pocos y desarmados. En la pantalla de mi cámara veo como uno de los policías apunta y dispara hacia nosotros un proyectil que cuando llego a mi lado pude oler y sentir que era de gas lacrimógeno. Más y más gases lacrimógenos rápidamente fueron sepultando la calidez del olor a pan recién horneado y transformaron el angosto callejón en un campo de batalla.

El aire era ya irrespirable y me fui a la plaza mientras las campanas sonaban con mas fuerza, por diferentes calles se veía a la policía a lo lejos avanzar. La poca resistencia que hubo por parte de los campesinos dejó de resistir ante el ataque de las fuerzas policiales que abruptamente se avalanzaron sobre los pobladores. Apagué mi cámara y junto con los demás corrí lo más rápido que pude. Frente a la iglesia había un edificio público con las puertas abiertas y ahí me metí a esperar ilusamente que la turbulencia pasara. Habían ahí dos jóvenes resguardándose también ilusamente del ataque. Éramos tres y nos mirábamos las caras angustiados y con miedo.

Cuidadosamente me asomé a mirar a la calle y vi como cinco policías golpeaban con toletes y patadas a un anciano tirado en el piso sin compasión alguna. Sentí más miedo, regresé y le dije a los otros dos jóvenes que necesitábamos escondernos más, que ahí estábamos muy expuestos. Ilusamente nos subimos a la azotea y acostados boca arriba mirábamos los helicópteros que como moscardones ronroneaban en el cielo, mientras el sonido de los disparos fueron formando parte del paisaje sonoro del lugar. Una voz de hombre violentamente nos gritoneaba “bajen a esos cabrones que están en la azotea”.

Primero bajaron los dos jóvenes, yo desde arriba miraba como los golpeaban y con pánico no quise bajar, ante lo que un policía gritó: “bájate perra, bájate ahora”. Baje lentamente, aterrorizada de ver como golpeaban en la cabeza a los dos jóvenes. Dos policías me tomaron haciéndome avanzar mientras otros me daban golpes con sus toletes en los pechos, la espalda y las piernas. Mis gritos de dolor aumentaban cuando escuche la voz de alguien que preguntaba por mi nombre para la lista de detenidos, respondí: “Valentina, Valentina Palma Novoa”, mientras un policía me ordenaba que me callara la boca y otro me golpeaba los pechos.

Una voz de hombre ordenó que me taparan con los escudos para que no vieran como me golpeaban. Se detuvieron a un costado de la iglesia y ahí me ordenaron que junto a los demás detenidos me hincara y pusiera mis manos en la nuca. Siguieron golpeándonos, mi celular sonó y una voz ordenó que registraran mi bolsa. En ese momento fui despojada de mi cámara de video, de mi celular y mi pequeño monedero con mis identificaciones y quinientos pesos.

Me levantaron de los pelos y me dijeron “súbete a la camioneta puta”. Apenas podía moverme y ellos exigían extrema rapidez en los movimientos. Me avalanzaron encima de otros cuerpos heridos y sangrantes y me ordenaron bajar la cabeza sobre un charco de sangre, yo no quería poner mi cabeza en la sangre y la bota negra de un policía sobre mi cabeza me obligó a hacerlo. La camioneta encendió motores y en el camino fui manoseada por muchas manos de policías, yo solo cerré los ojos y apreté los dientes esperando que lo peor no sucediera.

Con mis pantalones abajo, la camioneta se detuvo y se me ordenó bajar, torpemente baje y una mujer policía dijo: “a esta perra déjenmela a mí” y golpeó mis oídos con las dos manos. Caí y dos policías me tomaron para subirme al bus en medio de una fila de policías que nos pateaban.

Arriba del bus otra policía mujer preguntó mi nombre mientras dos policías hombres pellizcaban mis senos con brutalidad y me tiraron encima del cuerpo de un anciano cuyo rostro era una costra de sangre. Al sentir mi cuerpo encima el anciano gritó de dolor, trate de moverme y una patada en la espalda me detuvo, mi grito hizo gritar al anciano nuevamente, que pedía a dios piedad.

Una voz de mujer me ordenó que me acomodara en la escalera trasera del bus, así lo hice y desde ahí pude ver los rostros ensangrentados de los demás detenidos y la sangre esparcida en el piso. Sin estar yo sangrando, mis manos y ropa estaban salpicadas de sangre de los otros detenidos.

Quieta y escuchando los quejidos de los cuerpos que estaban a mi lado, escuchaba como seguían subiendo detenidos al bus y preguntando sus nombres en medio de golpes y gritos de dolor. No sé cuanto tiempo pasó, pero el bus cerró sus puertas y hecho a andar. Dimos vuelta cerca de dos o tres horas. La tortura comenzó y cualquier pequeño movimiento era merecedor de otro golpe más. Cerré los ojos y trate de dormir, pero los quejidos del anciano que estaba a mi lado no lo permitieron, el anciano decía: “mi pierna, mi pierna, dios, piedad, piedad por favor”.

Lloré amargamente pensé que el anciano moriría a mi lado, moví mi mano y trate de tocarlo para darle un poco de calma, un tolete fue a dar sobre mi mano, ante lo cual, con un gesto, pedí compasión al policía que dejó de golpearme. Queriendo darle un poco de amor acaricie la pierna del anciano que por unos momentos dejó de quejarse.

Le pregunte su nombre y me respondió. “Si me muero no lloren, hagan una fiesta por favor”. Lloré en silencio sintiéndome sola en compañía de los otros tantos cuerpos golpeados, pensando lo peor; que nos llevarían a quien sabe que lugar y que ahí nos matarían y desaparecerían a todos.

Por un momento me dormí, pero el olor a sangre y muerte me despertó. Al abrir los ojos vi la pared de una cárcel. El bus se detuvo y una voz ordenó que bajáramos por la puerta trasera. Me ordenaron pararme y la puerta se abrió y mi cara llorosa y descubierta vio una fila de policías, sentí miedo otra vez.

Desde abajo una voz ordenó que se cerrara la puerta y que los detenidos debían salir con el rostro cubierto. Un policía me tapó la cabeza con mi chamarra y las puertas volvieron a abrirse otra vez. Abajo del bus un policía me agarro con una mano de los pantalones y con la otra mantenía mi cabeza gacha. La fila de policías comenzó a tirar patadas a mi cuerpo y al de los demás detenidos que eran parte de la fila.

La puerta del penal se abrió y nos avanzaron por estrechos pasillos en medio de golpes y patadas. Antes de llegar a una mesa de registro, cometí el error de levantar la cabeza y mirar a los ojos de un policía, el cual respondió a mi mirada con un golpe de puño duro y cerrado en mi estómago que me quitó el aire por unos momentos.

En la mesa preguntaron mi nombre, mi edad y nacionalidad, luego de eso me metieron a un cuarto pequeño donde una mujer gorda me ordenó quitarme toda la ropa, pedía rapidez ante mi torpeza producto de los golpes. “Señora estoy muy golpeada, por favor espere” le dije. Me revisó, me vestí nuevamente y volvió a cubrir mi cara con la chamarra. Salí del cuarto y nos ordenaron hacer una fila de mujeres para ingresar formadas y cabeza abajo al patio del penal, que luego me entere que le decían “almoloyita” en la ciudad de Toluca.

Han de haber sido las dos de la tarde del jueves 4 de Mayo cuando ya estábamos dentro de las instalaciones del penal. Nos llevaron a un comedor y nos separaron a hombres y mujeres. En una esquina, en medio de llantos las mujeres nos contábamos las vejaciones de las que habíamos sido objetos.

Una joven me mostró sus calzones rotos y su cabeza abierta llena de sangre, otra contaba que la habían llevado en medio de dos camiones mientras la golpeaban, vejaban y decían “te vamos a matar puta”.

Otra joven me comentó que tal vez y estaba embarazada, todo en medio de llantos y apretones de manos solidarios. El estado de shock entre las mujeres era evidente. En frente nuestro los hombres conversaban entre ellos mientras nosotras observábamos sus rostros sangrantes y deformados producto de la brutal golpiza. En eso estábamos cuando una mujer se acerca a nosotras y empieza a dar algunos nombres y pide que nos separemos del grupo. Éramos cuatro: Cristina, María, Samantha, Valentina. Se nos une al grupo un quinto; Mario.

Éramos los cinco extranjeros detenidos. Al momento llega un hombre, creo que era el director del penal y nos dice que allí donde estábamos, estábamos seguros, que aquí nadie nos golpearía, que lo que hubiese pasado antes de ingresar al penal no tenía nada que ver con él, como si dentro del penal no nos hubiesen también golpeado. Le pedimos hacer una llamada, petición que nos fue negada.

Mientras los detenidos visiblemente mas heridos eras sacados del lugar rumbo al centro de atención médica que había dentro del penal; no eran unos ni dos, de los ciento y tantos detenidos que éramos, han de haber habido unos 40 con lesiones gravísimas. Uno de los primeros en salir fue el anciano moribundo que a mi lado en el camión iba, a quien no volví a ver nunca más.

Nos llegó el turno a los extranjeros de ir a hacernos el chequeo médico. Yo tenía moretones en los pechos, la espalda, hombros, dedos, muslos y piernas, se recomendó hacerme una radiografía de las costillas pues me costaba respirar, cosa que en ningún momento se hizo.

La enfermera que tomaba nota y el médico que me atendió actuaban con total indiferencia a mi persona y las lesiones que presentaba. Salí de la oficina médica a esperar que Cristina, María, Samantha y Mario terminaran el chequeo. El seudo chequeo médico terminó y nos llevaron a una sala para tomarnos declaración.

Extrañamente un licenciado salido de quien sabe donde nos recomendó que no prestásemos declaración, comentario que era contradicho por las personas que estaban tras la maquina de escribir.

“Está bien si no quieres declarar, estas en tu derecho, pero sería bueno que dejaras constancia de lo que te pasó”, me decía una licenciada. Mientras hacíamos las declaraciones, comenzaron a llegar al lugar muchos hombres de corbata que haciéndose los chistosos y amables nos preguntaban quienes éramos y como y porque habíamos llegado al poblado de Atenco, que si acaso sabíamos lo peligrosa que era esa gente.

Cayó la lluvia y nos trasladaron al comedor con todos los demás detenidos, se nos obligó a sentarnos y no podíamos establecer contacto con los detenidos mexicanos, si queríamos ir al baño debíamos pedir permiso. Llegaron funcionarios de derechos humanos a tomarnos declaración y fotos de nuestras lesiones, las declaraciones fueron tomadas sin interés, mecánicamente.

Se nos obligó a que registráramos nuestras huellas, nos tomaron fotos de frente y ambos perfiles, nos dijeron que eso no era una ficha, que era un registro necesario pues era muy probable que en la madrugada saliéramos en libertad y que para eso se necesitaba hacer la ficha. Una olla de café frío y una caja con bolillos fueron la cena.

Ha de haber sido la media noche y me acosté en una dura banca de madera a tratar de dormitar un poco, fue imposible, hacía frío y no tenía cobija. Del lado de los hombres, un rasta se dio cuenta de mi impaciencia ante el no poder dormir y comenzamos a hablarnos de un lado a otro con señas. Estábamos en eso cuando se presenta un custodio y comienza a dar los nombres de los cinco extranjeros. Nos levantamos, dimos un pequeño adiós a los demás detenidos y abandonamos el lugar.

Nos llevan a un lugar de registro, nos entregan nuestras pocas pertenencias y nos sacan del lugar camino a una camioneta diciéndonos que nos llevarían a una oficina de migración en Toluca. Afuera del penal escuche voces conocidas que gritaban mi nombre, me acerco a las rejas y puedo distinguir a muchos de mis amigos que me preguntan como estoy, les digo que mas o menos y que nos llevan a migración de Toluca.

Ellos me dicen que me van a seguir que no me van a dejar sola. Mi tía Mónica me pasa un sobre que contiene mis documentos migratorios y María Novaro, mi maestra y mamá en México, me da una chamarra para el frío. Así me subo a la camioneta que cierra sus puertas y oscuros nos vamos. Pasamos a una oficina en Toluca a buscar a una licenciada y de ahí nos llevan a la estación migratoria de las agujas en el DF.

Han de haber sido las tres de la madrugada cuando llegamos a la estación migratoria. Ahí una vez mas, un médico de mala gana constató lesiones. Dormitamos un rato porque a la hora en que llegamos no era horario de oficina, así que no habían muchos funcionarios en el lugar. Dieron las 7 de la mañana y un auxiliar nos llevo cereal con leche. Luego me tomaron declaración, una declaración en donde además de preguntar por mis datos personales, me hicieron preguntas cómo: ¿conoces al EZLN?, ¿has estado en Ciudad Universitaria?, ¿participaste en el foro mundial del agua?, ¿conocías a los otros extranjeros detenidos?, etc.

Firme la declaración a la que se adjunto mi documento migratorio, una carta de mi centro de estudios, una carta de mi maestra María Novaro, mi pasaporte, mi cédula de identidad chilena y mi credencial internacional de estudiante. Estaba en eso cuando recibo una llamada del cónsul de Chile en México, quién me pregunta mi nombre, el numero de mi cedula de identidad y si tengo algún pariente en México, me informa que lo que él puede hacer es velar que el proceso correspondiente se realice en las condiciones legales pertinentes.

Regreso a continuar mi declaración y las preguntas sobre el EZLN, el subcomandante Marcos y Atenco se repiten. Mientras tanto afuera de la estación migratoria se habían congregado amigos y familiares, con los cuales no se me permite comunicar, traté de hacerlo a través de señas y carteles, pero incluso eso nos es negado.

Me llevan a un cuarto en donde hay tres hombres que me dicen que están ahí para ayudarme, ellos me toman fotos de frente y ambos perfiles y en todo momento graban la conversación. Me preguntan mi nombre y si tengo algún alias, que si conozco al EZLN, que si he ido a la Selva Lacandona, que les dé nombres que puedan dar antecedentes de mí, que qué tipo de documentales me gusta realizar.

Me dicen que mi amiga América del Valle esta preocupada por mí porque me había perdido mientras escapábamos del lugar, mujer de la cual recién en Chile me entero que es una de las dirigentes de Atenco que la policía persigue.

Al terminar el interrogatorio, mis huellas dactilares son tomadas en una maquina muy sofisticada que va a dar a una computadora. Me sacan de la sala y me llevan a otra donde hay tres visitadoras de la comisión nacional de derechos humanos y luego de que las dos españolas y yo les contamos lo que hemos vivido, nos recomiendan urgentemente solicitar un abogado para que se gestione un recurso de amparo ante una posible deportación. El ambiente ya es tenso, así que le pido a una de las abogadas una pluma y un papel, para escribir

“1 abogado” y mostrárselos por la ventana a mis amigos que están afuera, en ese momento entra un licenciado de migración y al verme escribiendo me dice: “¿necesitas un abogado?, yo soy abogado, cual es tu problema”, le contesto que quiero poner un amparo, ante lo que el me responde que no es conveniente poner un amparo porque el amparo implicaría estar en la estación migratoria un mes y que lo mas probable era que pronto saliésemos en libertad, las visitadoras de derechos humanos, lo increpan y le dicen que por favor me dejen hablar con alguna de las personas que están afuera.

La visita se concede y hablo con Berenice, con quien me dejan hablar cinco minutos, a ella le digo que necesito un amparo y me dice que eso ya esta. Me despido abruptamente de ella y luego me llevan a hacerme un chequeo médico por segunda vez en esta estación migratoria, estoy en eso, cuando un licenciado llega apresuradamente a interrumpir el chequeo y me dicen que me van a trasladar a otro lugar, yo pregunto que adónde y no se me da respuesta.

Al salir de la consulta médica me encuentro a una de las visitadoras de derechos humanos y le digo que por favor avise a mis amigos que están afuera que me van a trasladar, le pregunto al licenciado que adonde me llevan y me responde que a las oficinas centrales de migración, no me dejan seguir hablando con él y me suben a un auto particular en el que también estaba Mario, mi compatriota. Me subo, se suben tres policías, se cierran las puertas y una policía pide cerrar las ventanas. La reja de la estación migratoria se abre y el carro se va como escapándose de algo. Íbamos por periférico a más de 100 Km. por hora en medio de un tráfico contundente.

Pregunto que adonde nos llevan y no obtengo respuesta, ya en el camino, me doy cuenta que vamos rumbo al aeropuerto y que delante de nosotros van dos carros más; uno con Samantha, la alemana y otro con María y Cristina, las dos españolas. Ante la inminencia de la expulsión injustificada en todo momento, no me queda más que cerrar los ojos y apretar los dientes y pensar: otra violación más.

Llegamos al aeropuerto como a las 6 de la tarde. Nos bajan de los autos y nos ingresan custodiados a una sala completamente blanca donde nos mantienen detenidos una hora o más. Luego nos ingresan a las salas de espera al interior del aeropuerto, donde nos mantienen custodiados. Primero sale el vuelo de Samantha. Seguimos esperando y en la espera yo no hago mas que llorar, me siento mal, me paró y trato de caminar por el pasillo, se me acerca una custodia y me dice que debo estar sentada, “me siento mal” le digo, “no me voy a escapar, déjame”.

Sigo llorando y un policía se acerca y me dice: “ya no estés así, no conviene esa actitud, si te sirve de consuelo, déjame decirte que no estas deportada, que solo has sido expulsada del país, pero puedes volver a entrar en cualquier momento”. Ilusamente sus palabras me calman.

Nos llevan a un bar a fumarnos unos cigarros porque todas estamos muy alteradas. El vuelo de Lan chile de aproximadamente las once de la noche es anunciado, a mí y a Mario nos llaman, nos despedimos de María y Cristina con un apretado abrazo. Nos formamos en la fila y nos entramos al avión.

Dentro del avión uno de los pasajeros se acerca a mí y me entrega unas cartas que han mandado mis amigos que estaban afuera haciendo todo lo posible para detener esta injusta expulsión. Caen mis lagrimas de no saberme sola, la custodia que va a mi lado, me dice que qué me pasa, le cuento mi caso; le digo que llevo viviendo en México 11 años, que mi vida esta en ese país, que nunca se me dijo que estaba pasando, que todo el procedimiento ha sido ilegal, que he sido golpeada y vejada por la policía.

Me dice que a ella le avisaron 30 minutos antes de subirse al avión que viajaría a Chile, que a ella no le dijeron nada, pero que si notaba que algo raro hubo en el procedimiento, porque normalmente antes de deportar a alguien se pasa mínimo un mes en la estación migratoria, que ha de haber sido una orden dada desde arriba.

Ya asumiendo mí expulsión me pongo a platicar con ella y le digo que lugares de Santiago puede visitar el corto tiempo que dure su estadía. El cansancio y la impotencia son demasiadas, me duermo. Me despierto con la cordillera de los Andes en la ventanilla del avión. Bajamos del avión, nos entregan a policía internacional, donde nos toman declaración del porqué de nuestra deportación y/o expulsión.

Afuera me esperaba mi familia, llantos, besos, abrazos. Nos vamos al hospital a constatar lesiones y rápidamente armamos una conferencia de prensa con televisión y radio, en donde denunciamos la ilegalidad de nuestra expulsión y la brutalidad policial de la que fuimos objeto.

2.- Después de lo que les he contado quisiera hacer de su conocimiento mi total rechazo, indignación y rabia ante:

a) la utilización de la violencia física, psicológica y sexual como arma de tortura y coerción en contra de las mujeres.

b) la brutalidad policial de la que fuimos objeto todos los detenidos, más allá de nuestras nacionalidades.

c) la ilegalidad de mi deportación en dos sentidos: por haber estado mis papeles migratorios en regla y por el rechazo al amparo presentando, argumentando mi ausencia en el país, cuando yo aun estaba en México.

3) Por lo expuesto anteriormente anterior, estamos estudiando con nuestros abogados, orientar nuestras acciones tendientes a lograr:

a) Se nos restituya el derecho a seguir estudiando en México por medio de todo tipo de gestiones con el gobierno chileno y mexicano;

b) gestiones a nivel diplomático con la embajada de México en Chile;

c) poner una querella criminal contra la policía por delito de lesiones

d) entablar una demanda contra el estado mexicano por deportación ilegal.

¡No a la violación, no al uso de mujeres y hombres como objetos, no a la brutalidad y a la tortura, no a la justificación de la violencia!

Atte. Valentina Palma Novoa

38 Comments:

Blogger Bendito said...

La civilizacion tiene su antitesis en los grupos ciegos como ejercitos y policia...

Me entristece y conmueve profundamente esta tragedia...

Escribe mas... ahorita es cuando se necesita...

Saludos...

7:49 PM  
Blogger Mauricio Salvador said...

Todo mi apoyo para ti. Estamos al pendiente de lo que suceda.

9:06 PM  
Blogger Manukabe said...

Solidaridad contigo Valentina y con todas las demas personas que sufrieron la represión. No importa su lugar de origen porque los Derechos Humanos son Universales. Que todo el mundo se entere de lo que pasa en México y para los violadores de la Constitución sólo les digo que tienen cuentas pendientes con la justicia. Empezando con Fox. ¡Ánimo!

4:58 AM  
Blogger snake918 said...

solidaridad contigo y todos los reprimidos.

Me daba rabia leer todos los abusos que se cometieron.

sé fuerte, esos malos gobiernos tú sabes que no representan a sus gobernados, ojalá y se aplique la ley a tdas estas violaciones.

5:59 AM  
Blogger Victor Hernandez said...

Hemos puesto el video de Valentina en www.senderodelpeje.com

Toda nuestra solidaridad con Valentina y con todas las mujeres y hombres que fueron torturados por la policía en San Salvador Atenco. Esto no puede continuar. Llamamos a todos los que nos leen en el extranjero a que se menifiesten y protesten contra el gobierno mexicano de derecha en las embajadas y en los consulados de México en el mundo.

1:09 PM  
Blogger ANTIYUNQUE S.A. said...

This comment has been removed by a blog administrator.

1:01 PM  
Blogger ANTIYUNQUE S.A. said...

¡INDIGNACIÓN!¡INDIGNACIÓN!¡SIENTO UNA PROFUNDA INDIGNACIÓN! POR LA VIOLENCIA EN CONTRA DEL PUEBLO DE SAN SALVADOR ATENCO, PERO EN ESPECIAL POR LA DE LAS MUJERES, QUIENES A LOS GOLPES DEBEN AÑADIR LAS VEJACIONES Y VIOLACIONES SEXUALES ENCOMENDADAS POR EL GOBIERNO PANISTA DE VICENTE FOX.

ESPERO COMO MUJER Y MEXICANA QUE TODOS REPUDIEMOS ESTOS ACTOS VILES Y DELEZNABLES.

ADEMÁS ESPERO QUE, AQUELLAS RECONOCIDAS MUJERES QUE PARTICIPARON EL AÑO PASADO EN LA CAMPAÑA "EN CONTRA DE LA VIOLENCIA DE LAS MUJERES" DONDE EL LEMA ERA "EL QUE GOLPEA A UNA NOS GOLPEA A TODAS" PUES AHORA SE MANIFIESTEN TAMBIÉN EN CONTRA DE ESTA VIOLENCIA INSTITUCIONAL.

Otra descripción de una parte de las violaciones y martirio que vivieron se puede leer también en un artículo aparecido en la siguiente liga:

http://www.jornada.unam.mx/2006/05/14/005n1pol.php

1:17 PM  
Blogger ANTIYUNQUE S.A. said...

Olvidé decirte lo siguiente: ¡perdón Valentina por lo que en mi país tuviste que vivir! He compartido tus lágrimas y tu dolor.

1:48 PM  
Blogger [ Erich M.] said...

Hola Valentina, mi nombre es Erich y escribo para un diario de Corea del Sur. Tu descripción de la brutal represión que sufriste me llenó de rabia. Me gustaría escribir algo sobre tu testimonio, de ser posible entrevistarte via email. Espero que tus lesiones sanen pronto y te pido disculpas por la intolerancia de este México que no representa a la mayoría de sus habitantes.

OhmyNews International: http://english.ohmynews.com

Mi blog: http://leeme.blogspot.com

Saludos.

2:13 PM  
Blogger Juan Carlos said...

Valentina me da pena que una persona extranjera se lleve una mala impresion de mi país y pues mas en las circunstancias por las que pasaste, yo invito a la gente a no ser ajena a la politica, ya que hay que vigilar quien llega al poder.
Esto no podemos permitirlo, y de paso comentar que existen algunas escenas de los hechos en la red e-Donkey y e-Mule:
su e-Link es:
ed2k://|file|Videos%20de%20lo%20ocurrido%20en%20San%20salvador%20Atenco,%20brutalidad%20policiaca,%20violaciones,%20asesinato,%20Ordenada%20por%20Vicente%20Fox,%20Mexico%202006%20NO%20A%20LA%20VIOLENCIA,%20RESPETO%20A%20LOS%20DERECHOS%20HUMANOS.zip|126029304|ACE1C45B017B3F3C4FF35105BFF919AB|h=TPK5FZ4P2DQTHEIZ4HASGS3R3NI3R3HB|/

A darle difusion y que esto no vuelva a ocurrir nunca en ningun pais.

Y hasta no castigar a los verdaderos culpables.
Saludos y estamos contigo.

5:30 AM  
Blogger Beam 9000 said...

que guapa esta valentina.

6:59 PM  
Blogger Luis Santos said...

Valentina, no tengo elementos para dudar de que lo que comentas realmente pasó, sin embargo, la opinión pública no es ministerio público ni la aplicación de la ley se da debido a una mayoría de opiniones.

Te invito a que denuncies estos hechos y a que no queden impunes, ya que el no hacerlos desgraciadamente será interpretado por muchos como una mentira y serás tachada como una simpatizante de estos grupos violentos.

Sé que será dificil, pero no busquemos justicia en la televisión, sino en las cortes judiciales de nuestro país.

4:41 PM  
Blogger Javier Gutierrez Marmolejo said...

Valentina,

No dejes de alzar la voz, no pares de caminar para registrar las injusticias del fuerte sobre el débil, nunca te canses de luchar.

Todo mi apoyo para ti desde São Paulo, Brasil.

Javier


p.d. Me llena de rabia la respuesta de la clase política mexicana sobre lo sucedido en Atenco, especialmente la respuesta del PAN y su candidato a la Presidencia. Del mismo modo me parece lamentable el silencio de las autoridades chilenas y de la presidenta Bachelet quien se dice feminista!

8:12 PM  
Blogger ANTIYUNQUE S.A. said...

Admirada Valentina:
La mayoría de la gente te creemos y... los que señalan que hacen falta ¡pruebas!, ¡pruebas! y que se presente la denuncia de los hechos correspondientes es porque seguramente son funcionarios públicos que defienden a sus jefes. ¿Cómo si no supiéramos la forma como en México se manejan las cosas? Hoy, por ejemplo, el secretario de gobernación (algo así como el ministro del interior) dijo, una vez que se ha presentado tan abundante evidencia (declaraciones por doquier), que "no fueron violadas, según consta en los exámenes médicos practicados por el Instituto Nacional de Migración (INM)." ¡Cómo si uno no supiera que los del INM son empleados de los mismos que encomendaron la golpiza y ataques sexuales! También se ha dicho que por qué las mujeres no aceptaron que se les revisara. Las mujeres violadas no querían una revisión de los propios médicos del penal (ya parece que iban a informar sobre las evidencias del maltrato y violación ¡ja ja!). Esto lo debemos denunciar abiertamente a través de todos los medios. En México la impartición de justicia suele ser muy deficiente.

7:30 PM  
Blogger Guerrera said...

Desgraciadamente tuviste que ser tu Valentina, desde fuera de este México nuestro la que denunciara para que se oyera la voz, desgraciadamente, no sólo fuíste tu, fueron muchas y muchos más, desgraciadamente, el abuso policiaco, la falta de una autoridad digna del pueblo de México no se reduce a Atenco, dan ganas de llorar de impotencia, pero tu nos demuestras que si se puede.
Gracias por tu voz.

6:12 AM  
Blogger Indignada said...

Valentina
es muy dificil lo que te ha sucedido... mucha gente estamos indignados de todo lo que pasó, pero me molesta mucho que mientras mas dias pasan mas se desvanece la noticia en los medios... y empieza el problema a difuminarse del foco de la sociedad mexicana...

se que es dificil tu posición, pero en la vida no hay coincidencias, solo consecuencias, tu presencia en atenco es parte de un plan cosmico que te ha presentado con una misión, la que tu elijas con respecto a tu experiencia.

tu voz en este miserable acontecimiento ha resonado por el mundo, y has hecho audibles las voces de los demás presos de atenco. Ojalá tu misión incluya la compasión por las personas que han vivido tu situación y por los pueblos que necesitan ser escuchados.

Te deseo mucha luz en tu camino.

5:16 PM  
Blogger babel said...

Que se oiga el grito de que la fuerza del estado solo se hace presente bajo la violencia de todo tipo, esta vez fue en méxico, pero no solo méxico usa la fuerza para mantener el estado en el poder. Yo soy mexicano y no sabes que verguenza siento de esa grandisima estupidez de la que son capaces mis compatriotas. Somos mas que el incompetente estado, nunca hay que callarons!

1:09 PM  
Blogger Instantero said...

Valentina, valiente Valentina: 38 años tenía yo cuando escuché grabaciones de lo acontecido en el Chile de Pinochet después del 12 de septiembre de 1973. Hoy, en México, las personas son tratadas como en aquella época en Chile. ¿Hasta cuándo la Humanidad acabará con los que quieren acabar con la Humanidad? ¡Debemos unirnos!, conocernos y unirnos ¡pero ya!
Gracias por tu carta. Ojalá la pudiera conocer todo México, todo el mundo y ojalá no esté lejano el día en que vergonzosos y dolorosos hechos como el que tú sufriste no vuelvan a suceder. Saludos y solidaridad.

1:40 PM  
Blogger ColectivoLucioBlanco said...

hermana de latinoamerica...
Somos del colectivo Lucio Blanco, de Cd. Victoria Tamaulipas, y hacia el llamadao de la otra campaña en nuestro estado, hemos hecho una jornada de galeria de imagenes de lo ocurrido en San salvador Atenco, hemos mostrado tu caso a la sociedad de nuestra lñocalidad, se encuentran indignados por ello, creen que eso fue lo peor de lo que han hecho las autoridades de nuestro país, y puesto a ello, han mostrado su solidaridad ante los compañeros de Atenco, como a tod@s los expulsados de nuestro país, por ello, este humilde pero sincero comentario, ya que de eso se trata la otra campaña, de que la solidaridad entre los de abajo y a la izquierda, sea mutua e interminable, sabemos que el gobierno tendrá que seder ante la presion de todos nosotros los inconformes, que ya somos más, no sólo en méxico, si nó en todo el mundo...

Saludos

1:07 PM  
Blogger Poblos puke said...

Ni una agresión más. Empecemos a movilizarnos todxs los latinoamericanos.

9:52 PM  
Blogger Blog dela caracola said...

Valentina yo tmb soi mujer
i me duele tanto como ati todo
lo que pasastee
balen para pura verga todos esos
pinshes pendejoss...
un abrasoo

7:44 PM  
Blogger causa ciudadana said...

Vale,

Incontables han sido las lagrimas que brotaron de mí al leerte, no puedo negar que las imagenes que se me venían a la mente guardan relación con los peores tiempos que se vivieron en Chile pero eso era en dictadura por la chucha, como es posible que un país tan rico como México, de gente tan maravillosa pueda transformarse por culpa de unos pocos que están arriba en algo tan hostil.

Vale, contactate conmigo para poder ver la posibilidad de ayudarte en algo si es posible (antes de leerte llame a Jorge Tarud que es diputado y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Camara de Diputados para concertar una cita y tomará conocimiento de los abusos que fuiste objeto)

Vale, lamento mucho lo que has vivido y me da muchisima pena cuenta conmigo en lo que necesites un abrazo grande y mucha fuerza

Leo
celular 09.889.60.31

1:38 PM  
Blogger AZTECA said...

CONSTITUCION POLITICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS :

ARTICULO 1o.- EN LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS TODO INDIVIDUO GOZARA DE LAS GARANTIAS QUE OTORGA ESTA CONSTITUCION, LAS CUALES NO PODRAN RESTRINGIRSE NI SUSPENDERSE, SINO EN LOS CASOS Y CON LAS CONDICIONES QUE ELLA MISMA ESTABLECE.

ESTA PROHIBIDA LA ESCLAVITUD EN LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS. LOS ESCLAVOS DEL EXTRANJERO QUE ENTREN AL TERRITORIO NACIONAL ALCANZARAN, POR ESTE SOLO HECHO, SU LIBERTAD Y LA PROTECCION DE LAS LEYES.
(ADICIONADO MEDIANTE DECRETO PUBLICADO EN EL DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACION EL 14 DE AGOSTO DEL 2001)

QUEDA PROHIBIDA TODA DISCRIMINACION MOTIVADA POR ORIGEN ETNICO O NACIONAL, EL GENERO, LA EDAD, LAS CAPACIDADES DIFERENTES, LA CONDICION SOCIAL, LAS CONDICIONES DE SALUD, LA RELIGION, LAS OPINIONES, LAS PREFERENCIAS, EL ESTADO CIVIL O CUALQUIER OTRA QUE ATENTE CONTRA LA DIGNIDAD HUMANA Y TENGA POR OBJETO ANULAR O MENOSCABAR LOS DERECHOS Y LIBERTADES DE LAS PERSONAS.
(ADICIONADO MEDIANTE DECRETO, PUBLICADO EN EL DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACION EL 14 DE AGOSTO DEL 2001)



ARTICULO 33. SON EXTRANJEROS LOS QUE NO POSEAN LAS CALIDADES DETERMINADAS EN EL ARTICULO 30. TIENEN DERECHO A LAS GARANTIAS QUE OTORGA EL CAPITULO I, TITULO PRIMERO, DE LA PRESENTE CONSTITUCION; PERO EL EJECUTIVO DE LA UNION TENDRA LA FACULTAD EXCLUSIVA DE HACER ABANDONAR EL TERRITORIO NACIONAL, INMEDIATAMENTE Y SIN NECESIDAD DE JUICIO PREVIO, A TODO EXTRANJERO CUYA PERMANENCIA JUZGUE INCONVENIENTE.

LOS EXTRANJEROS NO, NO, NO Y NOOOO PODRAN DE NINGUNA MANERA INMISCUIRSE EN LOS ASUNTOS POLITICOS DEL PAIS.

3:56 PM  
Blogger gama_wacha said...

ESTOY CONTIGO VALENTINA Y CON TODO EL PUEBLO DE ATENCO QUE FUE REPRIMIDO INJUSTAMENTE POR EL ESTADO MEXICANO.
ESTAMOS EN LA LUCHA Y EN EL MOVIMIENTO CIUDADANO EN PRO DE MEXICO, LAMENTO Y MUCHO LAS ATROCIDADES LLEVADAS A CABO POR LOS POLICIAS QUE SE SUPONE QUE ESTAN PARA SERVIRNOS Y NO PARA AGREDIR A LA SOCIEDAD.

MI SOLIDARIDAD PARA CONTIGO Y LOS HERMANOS DE ATENCO ASI COMO DE LAZARO CARDENAS, EL MOVIMIENTO, LAS MUERTES Y LAS ATROCIDADES LLEVADAS A CABO POR NUESTRAS AUTORIDADES NO SERAN EN VANO, PUES EL GOBIERNO MEXICANO PAGARA MUY CARO SU HAMBRE DE PODER Y SU AMBICION DE RIQUEZA...

7:22 AM  
Blogger Carlos O. Ramírez said...

Vale, no te conocí en México, pero quiero decirte que estoy muy indignado con lo que te sucedió... Sólo quiero expresarte mi solidaridad y respeto por tu trabajo. Ni siquiera sé si de verdad sea éste un sitio tuyo, pero si lo es debes saber que en México hay muchísima gente apoyándote.

Saludos

5:57 PM  
Blogger gad said...

Hola Valentina, em enter'e de tu caso ya que una amiga, Alejandra, es amiga de tu roomate en Mexico. me conto lo sucedido y no podia entender exactamente que habia sucedido, hasta ahora que recibo un mail con tu carta adjunta. me indigna mucho y me apena que hayas recibido ese trato en mi pais. perdona mi ignorancia por no saber que hacer para ayudarte, espero me puedas decir que acciones puedo llevar a cabo para ayudarte.
atentamente y con carino. gad castro

11:33 AM  
Blogger Morales Israel said...

Tu forma de narrar me recuerda lo que a mi como Mexicano me paso en un ataque por parte de la policia donde no solo me robaron y me asaltaron sino que senti al igual que tu el peligro de que pudiera haber muerto, por lo que no dudo ni tantito la forma de actuar de la policia de este pais, y se que lo que cuentas es tan real que tambien me apena, y mas despues de haber vivido en paises como japon donde hay un avismo de diferencia con la policia.
Es una lastima que la solucion de algunos sea incluso querer engrosar el salario de estos malditos sin ver mas alla de que lo que en realidad necesitamos es y se basa en cambiar la forma de pensar, de que serviria que se les aumente 1000 por ciento el salario si siguen siendo lo que son o de que serviria que hubiera mas equipo y mas personal si son de la misma calaña.
Creo que te fue bien, para como estan las cosas y me uno en tu lucha aunque como se dijo la opinión pública no es ministerio público ni sirve para impartir la justicia al menos se espera que sirva para cambiar la mayoría de las opiniones.
Porque de algun modo tiene que empezar a cambiar esto.

4:05 PM  
Blogger dammiel mora. said...

POR FAVOR VOTEN POR LÓPEZ OBRADOR PARA QUE ESTAS INJUSTICIAS DEJEN DE PASAR, NO PUEDE SER QUE EL GOBIERNO PANISTA SE HAYA QUEDADO DE BRAZOS CRUZADOS, EL GOBIERNO DE FOX ES INEPTO E INEFICIENTE, YA BASTA SEÑORES¡¡¡

3:04 AM  
Blogger patricia said...

Valentina:
Vivo en el norte de México, Los medios de comunicación no ayudaron mucho hasta ahorita me estoy enterando lo que pasó realmente algo había escuchado que hubo mucha violencia pero no imagine que fué tan tan espantoso y te digo me da mucha tristeza que tengamos un gobierno tan no solo corrupto sino tambien asesino, el muchachito de 14 años tampoco se dio mucha información sobre él, ¡No puede ser! estoy con un sentimiento de impotencia, por lo menos deja decirte que no estas sola, y esos que les hicieron daño sino pagan con la justicia del hombre pagarán con la justicia divina, espero que te recuperes, es dificil... pero recuerda todo cae por su propio peso...

8:32 PM  
Blogger 4 Caminos said...

Valentina

5 segundos de imagenes... pero queda mas que suficiente para entender y sentir lo real de todo lo que passa y de lo que va passar despues.
Nuestro mundo es redundo, esas imagenes tuyas van a viajar.

Adios, mujer valiente.

5:00 PM  
Blogger pedrodelcanto said...

comapañera casi llore con tu causa ,
nunca mueras , porque los que mueren no viven ,
y los que realmente viven no mueren
pobre mèxico tan lejos de Dios ,
y tan CERCA de estados unidos

5:12 PM  
Blogger mujeres sin miedo said...

Hola querida Valentina:

antes que nada, un saludo solidario de Ofelia Medina, Begoña Lecumberri, Carmen Huete, Francesca Guillén, Tere Ruiz y Humberto Robles, del
colectivo "Mujeres sin Miedo: Todas somos Atenco"

te queremos hacer llegar la carta que fue publicada ayer en La Jornada y un artículo donde
Ofelia Medina te dedicó el homenaje que le hicieron en el Festival Expresión en Corto.

Allí estuvimos varios compañeros recaudando firmas de la comunidad cinematográfica
que, sin dudarlo ni un instante, lo hicieron al saber que se trataba de ti. También,
durante la entrega de premios se te mencionó y pidió tu regreso a México.

saludos afectuosos de Mujeres sin Miedo.


Carta a Valentina Palma
29 de julio, 2006
Valentina querida:

Los que estamos en el Festival Internacional de Cine Expresión en Corto y la comunidad artística y cinematográfica te recordamos.

La comunidad cinematográfica te saluda y es conciente de la injusticia que el gobierno mexicano, la policía del Estado de México, la PFP y los responsables de migración cometieron contra ti y contra cientos de personas los días 3 y 4 de mayo en San Salvador Atenco.

Tu expulsión es un acto vergonzoso, nosotros lo reprobamos y sabes que haremos todo lo posible y más, lo que está en tus sueños, para que retomes tus estudios cinematográficos y el próximo año, en este festival, participes con tu creación.

Un abrazo solidario,

Gaspar Noé, Ofelia Medina, Felipe Cazals, Jorge Fons, Alfredo Gurrola, Ernesto Medina, Guadalupe Ferrer, Carlos Taibo, Carmen Limón, Pedro Armendáriz, Begoña Lecumberri, Teresa Ruiz, Francesca Guillén, Carmen Huete, Humberto Robles, Selma Beraud, Julieta Egurrola, Marta Aura, Isabel Beteta, Wolfgang Scholtz, Huemanztin Rodríguez, Busi Cortés, Diana Bracho, Ana Ofelia Murguía, Alonso Echánove, Luciana Cabarga, Olivia Rochín, Mari Carmen de Lara, Julio Bracho, César Jaime Rodríguez, Armando Casas, Iván Trujillo, Luis Felipe Tovar, Yuriria del Valle, Raúl Méndez, Laura de Ita, Sergio Molina, Xochipilli Iyolocuauhtli, Alpha Acosta, Keyla Word, Horacio Reyna, Karla Reyna, Leopoldo Best, Víctor Sotomayor
Carta publicada en La Jornada http://www.jornada.unam.mx/2006/07/31/correo.php.

Honran a Ofelia Medina en el festival Expresión en Corto, en Guanajuato
Llama a los cineastas a hacer lo posible por que Valentina Palma regrese a México

Dentro del encuentro se ofrece un ciclo de cine erótico filmado entre 1910 y 1950

MARTIN DIEGO RODRIGUEZ CORRESPONSAL

Guanajuato, Gto., 29 de julio. Dedicada actualmente más a sus tareas como activista política que a las exigidas por su condición de actriz, Ofelia Medina acudió al homenaje que la tarde del viernes le rindió el Festival Internacional de Cine Expresión en Corto.

"Dedico este homenaje a la joven cineasta chilena Valentina Palma, quien fue expulsada de México cuando filmaba los hechos ocurridos en San Salvador Atenco los días 3 y 4 de mayo pasados". Esa mujer estaba ahí cuando fue golpeada y ultrajada sexualmente, dijo.

Ante la extrañeza de los asistentes a la ceremonia en la que también fue reconocida la primera actriz Ana Ofelia Murguía, Medina apuntó que "esa mujer estaba con su cámara cuando fue expulsada del país, rompiendo así sus estudios cinematográficos".

Desde su punto de vista, "ella tiene mucho por decir, y espero que el próximo año esté en este festival". También hizo propicio el momento para exhortar a los hombres y mujeres de cine reunidos en el acto a que hagan "lo que esté en sus manos para que ella vuelva a México y siga sus estudios".

Ofelia Medina recibió del comité organizador de Expresión en Corto la Cruz de Plata, así como sendos presentes del gobierno municipal y de la Asociación Civil Mujeres en el Cine y la Televisión, organización a la que pertenece en su capítulo México.

Ver nota completa de La Jornada http://www.jornada.unam.mx/2006/07/30/a09n1esp.php.

Publicado en Mujeres sin Miedo: http://mujeressinmiedo.blogspot.com/


--
Depósitos para ayudar a l@s pres@s y familiares de ATENCO:
BANORTE No. 0515325032 - A nombre de Rosalba Gómez Rivera o Begoña Lecumberri

12:24 PM  
Blogger José Grijalva said...

Valentina; mi nombre es José Grijalva, mexicano y estudiante de doctorado en derecho internacional en la Universidad Complutense de Madrid. Junto con compañeros estudiantes de diversos países hemos lamentado y denunciado los hechos sucedidos el pasado mayo en la localidad de Atenco con la intención de apoyar cualquier medida que intente parar la represión que actualmente se vive en México.

En este sentido, intentamos organizar un foro sobre Atenco en Madrid el cual permita dar a conocer este lamentable episodio en la vida de muchas personas con el objetivo principal de crear diálogos y hacer públicas en este escenario las violaciones a los derechos humanos que tú y muchos más sufrieron.

Para ello, pensamos que sería muy importante contar con tu presencia y participación activa en el foro que pensamos realizar. Sé que para ello debemos resolver diversas cuestiones como el vuelo y la estancia pero por el momento me gustaría saber si estás interesada en participar ya que de ser así acá en Madrid nos movilizamos para ver como podemos conseguir los medios para traerte. En fin Valentina, recibe de todos nosotros un abrazo afectuoso, nuestra admiración, respeto y solidaridad. Espero tu respuesta a mi mail: engara@gmail.com

5:20 PM  
Blogger Verde Melancólico said...

Hola Valentina, mi nombre es Luis David Palomino Benítez, soy del D.F., tengo 22 años. En los últimos 3 meses de mi vida he estado trabajando en la actividad cinematográfica del CCC, con quienes fueron tus compañeros de generación "los guarriors" y algunos "yapakes". El motivo por el cual te escribo, es que en la última tésis del año, de Adrián Ortiz, Alejandro Ramírez fue asistente de cámara de Moises y platicamos bastantes cosas, entre esas, nos contaba de las cosas que filmaron en Chile y de como era su relación, hasta de su fanatísmo por el herbalife al cual fueron introducidos por una chica Requiem. El punto de todo esto, es que yo he vivido en Chile, me parece un punto sumamente interesante en el rompecabezas sudamericano y así mismo tuve como la oportunidad de conocer gente muy interesante y anónima al mismo tiempo, entre ellos tengo una amiga con la cual convivo muchísimo por el messenger, casí no nos conocimos en Santiago, pero resulto ser que es una mujer super sensible, culta y lo mejor de todo desprendida de los rollos de clase y demás trabas. Así ha ido caminando por el sendero del psicoanálisis, la violencia intrafamiliar y la violencia de género, trabaja con grupos digamos de asistencia social y bueno.. Su situación actual no es la mas favorable, le dieron una estancia para ejercer sus prácticas psicoanalíticas en el psiquiátrico de Talca, donde resulta que el gobierno junto con las autoridades encargadas de la justicia penitenciaria a falta de espacio en los penales han estado mandando reos que son sujetos completamente cuerdos a este psiquíatrico bajo el diagnóstico de que están locos. Ella intento disertar al respecto y fue todo un rollo porque tenía que hacer juicios y eso es poner en duda la palabra de los jueces, el punto es que ha estado tratándolos y a partir de eso, ha encontrado visiones interesantísimas, que tienen que ver sobre la percepción de lo que es la ética, la moral y muchos problemas que tienen que ver con entimemas de razón y verdad, la ha llevado a un punto bastnte claro sobre lo que es la diversidad y no en una percepción cultural, ni tampoco étnica, mas bien basándose en la visión, única y particular de cada individuo, loco o cuerdo. Me parece un gran experimento, en verdad, me parece una gran oportunidad, yo no necesito mas que un pretexto para regresar a Chile y me encantaría trabajar contigo, que conocieras a Marce y poder platicarte ciertas cosas que viví cuando estuve allá, que creo que serían buenos documentales para dar noticia de la cultura urbana chilena y de su complejidad, de ese encanto que no termino de degustar.

mi correo electrónico y mis datos son los siguientes
casa. 56053853, cel. 5511723762, starincaelis_rs69@hotmail.com

Gracias, ojalá y podamos hacer contacto

2:19 PM  
Blogger Angela said...

Hola Valentina, tengo 22 años y soy peruana, y a pesar de las distancias me solidarizo contigo,siento tanta indignación... nose que tanto podamos hacer con esta sociedad, imaginar quiza en que algo es posible...es alentador, pongo mi mano en tu hombro...FUERZA!!

2:42 PM  
Blogger Ragnarok said...

Siento una vergüenza como mexicano al ver que cosas como esta cometen nuestras instituciones de "justicia". Solidaridad contigo desde el estado de Veracruz.

12:56 AM  
Blogger Araceli said...

HOLA VALE, ME LLAMO ARACELI Y TENGO 22 AÑOS, PRIMERO QUE NADA UNA DISCULPA POR LA IMPRESION DE ESTE MI PAIS, AUNQUE YO SE QUE UNA DISCULPA NO BORRARA TODO LO QUE VIVISTE, ME DA VERGUENZA DECIR QUE SOY MEXICANA, Y NO ES POR SER MALINCHISTA, SINO POR LAS VEJACIONES QUE PASASTE, DEJAME DECIRTE QUE LAMENTABLEMENTE NADIE ESCOGIO EN QUE PAIS NACER, SI BIEN ES CIERTO ESTO QUE TE DIGO, TAMBIEN ES CIERTO QUE SI PODEMOS ESCOGER EL RUMBO DE NUESTRO PAIS, MAS SIN EMBARGO LA MEDIOCRIDAD QUE NOS CARACTERIZA NO NOS DEJA, NOSOTROS ESTAMOS ACOSTUMBRADOS A VIVIR EN EL PAIS DE NO PASA NADA, COMO BIEN DICES, VEMOS TODOS LOS DIAS A PERSONAJES EXPUESTOS DELANTE DE LOS MEDIOS, DICIENDO NO PASA NADA, Y ESO ES CADA AÑO, CADA GOBIERNO... A NOSOTROS SIEMPRE NOS INCULCARON ESO DE LA DEMOCRACIA Y QUE EL PUEBLO GOBIERNA Y COSAS ASI, FIJATE QUE A MI CORTA EDAD ME HE DADO CUENTA, QUE SI DE VERDAD APLICARAMOS LA DEMOCRACIA Y SI DE VERDAD SE APLICARA LO QUE NOS INCULCAN EN NUESTRAS ESCUELAS, ESO DE QUE EL PUEBLO GOBIERNA, CREEME VALE QUE ESO, NO HUBIESE PASADO, MAS SIN EMBARGO LA SOCIEDAD MISMA HEMOS SIDO COMPLICES DE TALES ACCIONES, CON NUESTRA INDIFERENCIA ANTE ESE TIPO DE SITUACIONES, MIRA YO SIEMPRE HE TENIDO UN "SUEÑO GUAJIRO" COMO SE DICE COLOQUIALMENTE, MI SUEÑO HA SIDO DE QUE SI TODOS NOS UNIERAMOS COMO PAIS, PARA ACABAR CON LA VIOLENCIA, CON EL NARCOTRAFICO, CON LA CORRUPCION, CON TODA ESA ESCORIA QUE NOS TIENE REPRIMIDOS, MEXICO CREEME VALE SERIA UN PAIS MUCHO MEJOR, NO SOLO EN EL ASPECTO ECONOMICO O HUMANO, SI NO TAMBIEN EN EL ASPECTO ECOLOGICO, EN TODOS LOS ASPECTOS, LAMENTABLEMENTE ES MI SUEÑO Y CREO QUE SOLO YO LO TENGO, BUENO NI MODO, NOS TOCO VIVIR EN UN PAIS ASI COMO ESTE, SOLO HAY QUE TRATAR DE SER MEJOR PERSONA PARA PODER CAMBIAR TAL VEZ NO AL PAIS NI AL MUNDO, PERO SI CAMBIAR O MODIFICAR AL MENOS UN POCO A NUESTRA COMUNIDAD O COLONIA. VALE DE VERDAD CUENTAS CON EL APOYO MEXICANO DE MUCHAS PERSONAS, SI EN ALGO TE PUEDO AYUDAR ME PONGO A TUS ORDENES, PARA LO QUE QUIERAS, TE DEJO MI CORREO, POR SI ALGUN DIA ME QUIERES ESCRIBIR Y SI ALGUN DIA EN ALGO TE PUEDO SERVIR, CREETE QUE NO ESTAS SOLA Y QUE A PESAR DE QUE NO TE CONOSCO ESTOY CONTIGO TE DEJO MI CORREO ES lccamh@hotmail.com Y RECUERDA QUE LA UNION ES LA FUERZA. DIOS TE BENDIGA Y RECUPERATE PRONTO, Y PORFAVOR NO DEJES DE LUCHAR, NO TE DES POR VENCIDA, QUE LO QUE TE PASO NO TE INTIMIDE, SI NO AL CONTRARIO TE SIRVA PARA SER MAS FUERTE... ATTE: LCC. ARACELI MIGUEL DESDE PUEBLA MEXICO DF.

10:51 AM  
Blogger Pamela said...

Valentina! Te abrazo y pido disculpas por lo que te hizo mi país. Con rabia reconozco que esas injusticias suceden a diario. Hay que seguir gritando y actuando hasta que se vayan todos esos desgraciados. Soy mexicana y actualmente vivo en Chile, si es que vives acá, espero encontrarte algún día y regresarte con admiración un poco de lo que te quitó mi México.

6:00 PM  

Post a Comment

<< Home